Los efectos del calor, del frío y de la edad provocan la falta de brillo y firmeza en nuestro rostro. Por eso, es necesario cuidar la piel todo el año. Las cremas comerciales tienen un nivel de concentración de principios activos muy baja en comparación a las vitaminas inyectables. Por lo que este tratamiento es perfecto para mantener nuestra piel a raya.
Las vitaminas son una combinación de ácido hialurónico, vitaminas A, C y E, entre otros componentes, que dotan a la piel de máxima hidratación y luminosidad al instante. El procedimiento es mínimamente invasivo e indoloro, se realizan unas microinyecciones en diferentes puntos del rostro para reactivar el metabolismo biológico de los fibroblastos, haciendo que la piel recupere gran parte de su frescura. Es un tratamiento de nutrición dérmica que trae como resultados una piel rejuvenecida, nutrida y luminosa al instante.

Duración sesión

Una única sesión de 30 min

Duración tratamiento

Hasta 18 meses

Dolor

Ligera molestia, muy tolerable

Recuperación

Vida normal al salir de la consulta

Reservar cita
WhatsApp chat