Código de barras

El paso del tiempo, la predisposición genética o una excesiva exposición al sol son tan solo algunos de los culpables de la aparición de arrugas en el labio superior, conocidas como ‘código de barras’. Es muy común encontrarlas, a partir de los 35 años, en el rostro de personas fumadoras, pues el gesto de sujetar el cigarrillo y de inhalar el humo obliga a realizar un movimiento continuo con los músculos de la boca que se repite durante años.
Esta zona poco a poco van perdiendo su hidratación y elasticidad. Por eso, el ácido hialurónico es el perfecto aliado para devolver la elasticidad de la zona, eliminando los pliegues y alisando la piel. Aplicado en las arrugas del labio superior, El ácido hialurónico produce una hidratación profunda de la zona, y se reabsorbe por completo al cabo de un año, por lo que es recomendable repetir la intervención.
Es un tratamiento ideal para arrugas finas, de poco tiempo de evolución (cuando se trata de arrugas muy profundas o de mucho tiempo de evolución no las va a resolver por completo, puesto que normalmente existe una fractura de la piel).Produce una pequeña inflamación de la zona durante aproximadamente 48 horas -pueden aparecer hematomas- y permite la incorporación a la actividad habitual en el mismo momento de salir de la consulta.
La “técnica blanching” se usa para eliminar las líneas de expresión provocadas por la pérdida de humedad y la falta de colágeno en nuestra piel. Es una técnica que consiste en la infiltración superficial de la última generación de ácido hialurónico, dejando microdepósitos justo en la hendidura de la arruga, sin provocar abultamientos o exceso de producto. Este tratamiento está indicado para el código de barras, aunque también lo podemos utilizar en las patas de gallo, los pliegues nasolabiales, las líneas de marioneta, el entrecejo y cualquier arruga fina del rostro. Este tratamiento borra las arrugas sin afectar a la expresión del rostro y proporciona una hidratación visible en la piel. Para ello, inyectamos ácido hialurónico en los surcos de la parte superior del labio hasta que recomponemos la arruga y la eliminamos.

  • Duración sesión: Una única sesión de 30 min
  • Duración tratamiento: De 6 meses a 1 año
  • Dolor: Ligera molestia, muy tolerable
  • Recuperación: Vida normal al salir de la consulta.
Reservar cita
WhatsApp chat